Nuestra Labor

Las familias que actualmente sobreviven del comercio informal en espacios públicos de Guadalajara, por lo general tienen una conciencia de pobreza y una auto-percepción como sujetos poco capaces de generar cambios en su entono y en sus vidas. Esto propicia inconstancia en sus procesos de desarrollo (educativos y psicosociales), arraigo a la calle y dependencia a los servicios asistenciales.

En CODENI trabajamos para empoderar a estas familias a través de programas de acompañamiento integral y participación activa que fomenten proyectos de vida y desarrollen habilidades psicosociales y cognitivas para que superen su dependencia a la calle.

Nuestra labor directa es con más de 100 niñas, niños y adolescentes en situación de calle, buscamos incidir en políticas públicas a favor de los derechos de la infancia y de las poblaciones callejeras, más allá de las prácticas asistencialistas que pueden perpetuar la pobreza y el arraigo a la calle.

_MG_0594
two 3d humans with puzzle piece in hands

MISIÓN

Empoderar a los niños, niñas, adolescentes y familias en situación de calle en Guadalajara, Jalisco, México a través de procesos educativos, formativos, recreativos, de trabajo social y psicología que fomenten el desarrollo de proyectos de vida para superar la dependencia a la calle y las circunstancias de vulnerabilidad.

VISIÓN

Ser un colectivo que fomente conciencia crítica y participativa en los niños, niñas, adolescentes y familias en circunstancias de vulnerabilidad y pobreza, promueva proyectos de vida fuera de la calle, incida en políticas públicas e impulse una cultura de respeto a la niñez y sus derechos.

NUESTROS PARTICIPANTES

La población que participa activamente en CODENI consiste en más de 100 niñas, niños y adolescentes (NNA) y 60 madres y padres de familia, quienes se dedican al comercio informal en las calles de Guadalajara. En su mayoría, las y los NNA son trabajadores y acompañantes de vendedores de alimentos, artesanías y productos de temporada, pero también incluye otros ambulantes, peones, cantantes, limpiaparabrisas, lavacoches, pepenadores, boleros y cerrillos. Ellas y ellos laboran en diversos espacios públicos urbanos, incluyendo cruceros, calles, avenidas, parques, jardines, mercados, supermercados, terminales de autobuses y tianguis. Con su participación constante en CODENI, se busca que generen una conciencia de empoderamiento, reflejada en su lucha diaria por superar su dependencia a la calle y sobresalir de la pobreza con proyectos de educación, trabajo formal, arte y cultura.

Los estudios socioeconómicos, estudios de caso, diagnósticos de detección de necesidades, investigaciones y la observación directa que se han realizado en CODENI, arrojan la siguiente caracterización de la población participante: La población beneficiaria padece los tres tipos de pobreza: alimentaria, patrimonial y de capacidades.

La población se compone de los orígenes étnicos:

infographic3-01

Los niveles de educación formal de su entorno familiar son bajos; generalmente las madres y padres no terminaron la primaria y existen varios casos de analfabetismo.

La mayoría de estas familias habita una vivienda prestada, aunque algunos la rentan o declaran “no tener propietario”. Los números de habitantes por vivienda oscilan de 2 hasta 39 personas ya sea en casas compartidas, habitaciones de vecindad o departamentos, registrándose en la mayoría de los casos, condiciones de hacinamiento.

Una parte importante de esta población cuenta con el seguro popular o bien, lo están tramitando a través de CODENI. Otros manifiestan consumir medicamentos “similares”. No obstante, la mayoría carece de atención médica y posee un bajo conocimiento de los hábitos preventivos de enfermedades y de una alimentación adecuada.

En el momento de ingresar a CODENI, generalmente cuentan con un fuerte arraigo a la calle y desconocen sus derechos sociales, económicos, políticos y culturales. La mayoría de estas familias han “heredado” la condición de pobreza, es decir, forman parte de un ciclo intergeneracional en donde se repiten esquemas psicosociales de marginación. Su participación en espacios comunitarios y proyectos de desarrollo o capacitación es muy baja.

Nuestra Historia

2015

2015

CODENI publica su Modelo Operativo en versión inglés y español.

2014

2014

CODENI alcanza el nivel óptimo de Institucionalidad y Transparencia por lo cual es reconocido por el Centro Mexicano para la Filantropía. (CEMEFI).

2013

2013

Con el apoyo de Grupo 100 y Corporativa de Fundaciones, se construyó un gimnasio en Casa CODENI

2012

2012

Inician las tutorías especializadas, los talleres artísticos y los proyectos de vida. Se incluyeron también computación, terapias psicológicas individuales y grupales, así como clases de música y danza.

2010

2010

CODENI registra la graduación de sus primeros participantes quienes logran ingresar a la universidad.

2009

“Casa CODENI”

Abre sus puertas con el apoyo de Rotary International, VectraForum (un grupo de empresarios de Calgary, Canadá) y otros benefactores.

2008

2008

La labor se amplia para trabajar los programas también con los padres de familia.

2007

2007

CODENI contaba con 80 participantes

2006

2006

CODENI se incorpora al IJAS

2005

2005

CODENI se constituye como Asociación Civil y es reconocida como donataria autorizada

2004

2004

CODENI inició algunas funciones desde el ámbito de la defensoría, haciendo denuncia en casos de violación a derechos de la niñez, informando y manifestándose públicamente.

Inicio el “Programa de Educación a la Niñez Trabajadora del Centro Histórico de Guadalajara”. Ocho niños y niñas comenzaron a reunirse para asesorías en tarea, clases de alfabetización y actividades recreativas